Soy feminazi

Soy feminazi

Esta mañana un tío desde una furgoneta (copiloto) estaba diciendo “cosas” a una tía que caminaba por la acera. El tío llevaba medio cuerpo fuera y una cara que no llevarías a una comida familiar con niños.

A continuación yo he sustituido a la otra en su campo visual y ha seguido en la misma línea. Y sin pensarlo me he sorprendido a mí misma con un alto y claro “Das asco, tío” pero acompañado de una amplia sonrisa. Él ha seguido diciendo “cositas” que se diluían según avanzaba la furgoneta.

Pero el karma y su plan de reparto han hecho que tuviera que pararse a descargar justo en la bocacalle por la que yo seguía mi camino.

Esta vez él iba caminando. Nos íbamos a cruzar y se ha dado cuenta de que era “yo”. Así que su cara ha dudado en 3 fases: “me hago el loco y miro para otro lado”… “tampoco he hecho nada malo”… “¿y si le digo algo más?”…

Y estaba en esta última fase cuando nos hemos cruzado.

Os adjunto el diálogo que se ha producido según nos alejábamos mutuamente. Léanse ambos a voz en grito:

ÉL: Argmsnhadkjhoirh

YO: Insisto, das asco.

ÉL: ¡A ver si escuchamos, que solo OS estoy diciendo cosas bonitas!

YO: ¿Quién te ha dicho que necesitamos que tú nos evalues?

ÉL: ¡A ti lo que te pasa es… es… que eres una guarrilla!

YO: Anda cállate, asqueroso.

ÉL: Una puta; una guarrilla y una puta.

YO: Y tú un machista de mierda

ÉL: Y tú una feminazi. ¡Eres una feminazi!

YO: (“Carcajada Salvaje”)

——–

Me encantan las carcajadas de Charo López. Se ríe de tal manera que sabes que ha vivido lo suyo y lo de todos sus compañeros.

Y cuando me he escuchado me ha parecido que mi carcajada era de las suyas. Porque estas situaciones las he vivido ya, las hemos vivido ya. Pero la diferencia está en el click. Si tú dices lo que te sale de la polla, yo voy a responder con lo que me salga del coño.

Por cierto, buscaos otro insulto porque lo de feminazi, viniendo de vuestras bocas… eso sí que es un piropo.