Acacias 38

Acacias 38

Elena Pérez Casas – una señora que en 16 capítulos me ha hecho muy feliz

En febrero de 2017 llega Elena a Acacias 38 (Una Vita en Italia) y recibe el primer encargo de Doña Cayetana (Sara Miquel):

[aquí puedes ver el primer capítulo]

No, no le encarga que le arregle un vestido, uno de los pocos trabajos que una mujer le podía encargar a otra a principios  del siglo XX.

En Acacias 38 pasan otras cosas…

Así que el primer trabajo que hace para Cayetana es secuestrar a su subordinada:

Doña Ursula (Montse Alcoverro)

[pincha para ver el secuestro]

Y como Elena cumple a las mil maravillas, luego le toca secuestrar a la madre superiora y obligar a Ursula a que la mate.

Elena no es mala; sólo cumple órdenes.

Cayetana y Ursula, viéndose intocables, deciden ir un paso más allá y le piden a Elena que se “encargue” del comisario, Mauro San Emeterio (Gonzalo Trujillo), con el que tiene alguna cuenta pendiente.

[si quieres ver sufrir a Elena]

Pero en esta ocasión alguien le tiende una trampa a Elena y acaba detenida y empieza un duro interrogatorio.

Hay un intento de fuga.

[aquí un interrogatorio durísimo]

Y Elena, que es experta en trabajar bajo presión, empieza a romperse cuando Mauro encuentra su punto débil.

Como dice Elena: “No hay motivo para que hable más”.

[Elena rompiéndose]

Acacias 38 me ha dado la oportunidad de interpretar a una mala malísima durante 16 capítulos: el ascenso y caída de Elena Pérez Casas.

¡Larga vida a Acacias 38!